Encimeras de cocina,  Equipamiento

Encimeras de madera: apostando por lo natural

La madera es un producto natural que con un mantenimiento regular se volverá más y más hermosa a través de los años y es una magnífica alternativa para la cocina tanto moderna como tradicional.

Una de sus características es que es capaz de absorber la humedad y puede ser reparada o revisada regularmente. Las variaciones cromáticas y estructurales dentro de una especie son completamente naturales y pone de relieve la naturaleza específica del producto.

Las encimeras de madera maciza son fáciles de limpiar, se adaptan a casi cualquier medida y grosor, hay una buena variedad de colores y tintes según el tipo, permiten instalar en ellas fregaderos bajo encimera y su precio es muy competitivo con respecto a las de cuarzo o granito.

También están especialmente indicadas para barras de desayunos y mesas. Lechner es el fabricante de estas encimeras para la cocina, aunque se pueden encontrar también buenas alternativas en tiendas de bricolage o carpinterías.

Las superficies de madera maciza están recubiertas con un tratamiento protector de la superficie, desarrollado especialmente para el uso en la cocina.

Algunas recomendaciones para su mantenimiento son las siguientes:

-Mantener un clima ambiental estable, ya que la superficie se puede doblar o cambiar de dimensión con una humedad relativa de 50 ± 5%.

-Deben ser tratadas periódicamente con aceite de teka o algún otro producto específico, para mantener una superficie en condiciones óptimas.

-Colocar los pequeños electrodomésticos que emiten calor sobre una superficie resistente. Tampoco ubicarlos debajo de un mueble alto durante su funcionamiento cuando desprendan calor y vapor como el caso de una cafetera o tostadora.

-Se recomienda el uso de un salvaencimeras para proteger la superficie adecuadamente al colocar las ollas y sartenes calientes.

-Limpiar de inmediato el agua estancada o remojo prolongado (por ejemplo, esponja húmeda, platos, vasos, objetos húmedos de metal, etc), particularmente en la región de las juntas.

En definitiva, solo es necesario un mínimo cuidado para mantener en perfecto estado estas bonitas encimeras de madera en la cocina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + cuatro =