Cocinas blancas,  Cocinas lineales,  Cocinas sin tirador

Estándar en tamaño, grande en capacidad, exclusiva en diseño

Esta cocina lineal con una longitud que no llega a los 4 metros, puede considerarse de un tamaño estándar, bastante común en viviendas de 2 o 3 habitaciones y áreas que rondan los 90-100 m2. Aunque es abierta en una estancia que comparte con un cómodo comedor, el mobiliario se limita a una pared, pero cuenta con todo el equipamiento necesario.

Por un lado, se ha optado por una columna con horno y microondas de Gaggenau para acceder a ellos fácilmente y por otro, se han proyectado los muebles altos hasta el techo, para aprovechar todos los lugares disponibles y conseguir la mayor capacidad de almacenamiento posible.

El único inconveniente es que solo se podrá acceder a la parte superior a través de una escalera o taburete, pero vale la pena si tenemos muchas cosas que guardar.

La superficie de trabajo, de casi 2 metros y medio, es suficiente para un fregadero de acero inoxidable de una cubeta bajo encimera, con un bonito grifo colocado en la pared y una placa de inducción.

La campana, junto con el lavavajillas y el frigorífico están totalmente integrados, donde destacan sus puertas con el mismo perfil simulado que hace juego con el resto de los cajones y caceroleros.

El mármol de Carrara de la superficie de trabajo y la pared frontal, logran darle un aspecto sencillo y exclusivo a este estupendo modelo lacado blanco mate y sin tirador de un elegante apartamento ubicado en Estocolmo.

Vía AlexanderWhite

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 16 =