Claves para elegir una cocina blanca

por - 10/15/2018

cocina-blanca-con-isla-IDEEFORM-deltacocinas-01
A cualquiera le gusta, nunca pasa de moda y se adapta a cada estilo. Hablamos de la cocina blanca. El color blanco en la cocina está asociado a una habitación muy luminosa y la sensación de un ambiente limpio e higiénico. 

El blanco se ha utilizado en la cocina gracias a su gran versatilidad y flexibilidad. Por eso cuando hablamos de colores en muebles de cocina, el blanco representa la solución transversal que une estilos y gustos e ilumina y agranda espacios.


Estilos y tipos de cocinas


La cocina blanca nunca pasa de moda, así que podría considerarse intemporal. Hoy en día, no faltan ideas e inspiración, ya que las revistas y portales del sector están llenos de ejemplos y sugerencias de cocinas en blanco, como éstos estupendos modelos de Delta cocinas, que podrás ver en cualquiera de sus distribuidores.

Por otro lado, los muebles blancos han sido una tendencia indiscutible durante años, formando un extenso catálogo de soluciones de todo tipo para inspirar a cualquiera. El éxito de la cocina blanca ha sido tan abrumador que ha contagiado a otros estilos de muebles en la cocina, como los clásicos, rústicos o shabby chic. 


cocina-blanca-JulioBlanco-deltacocinas-07

Cocinas blancas modernas


La cocina moderna ha introducido una tendencia dominante, gracias a las formas sencillas y líneas básicas que predica el minimalismo.

Junto con las paredes de la cocina, la cocina blanca es una de las mejores soluciones para armonizar el estilo de los muebles en toda la casa. En especial, el comedor y la sala de estar o salón. Blanco y moderno. Dos palabras que se asocian automáticamente, ya sea una cocina grande, pequeña o de cualquier tamaño. 


cocina-blanca-deltacocinas-05

Cocinas blancas clásicas


Las cocinas clásicas responden a un gusto más específico, que también se ajusta a unas preferencias más complejas. Y aunque se encuentran también en apartamentos de la ciudad, se asocian más al mobiliario de casas grandes de campo y urbanas. 

Y es que una vivienda pequeña tolerará mucho mejor un estilo minimalista de líneas sencillas que uno adornado con molduras. 

Sin embargo, el color blanco es capaz de suavizar cualquier dibujo que presenten las puertas de la cocina, haciéndola más admisible y agradable para una estancia pequeña. 

Lo mismo sucede con el estilo shabby chic, una especie de fusión entre el estilo clásico y rústico, que busca una solución romántica y elegante al mismo tiempo.   


cocina-blanca-deltastudio4-deltacocinas-06

¿Brillo o mate?


Es un detalle importante al comprar la cocina. Las cocinas laminadas o las lacadas en blanco brillante, son perfectas para espacios pequeños o espacios estrechos, ya que pueden aportar reflejo a la estancia, haciendo que todo parezca más grande y profundo.
Pero por otro lado, es más difícil mantenerla perfectamente limpia, algo que no sucede con las de acabado mate.  

En general, no es buena idea poner los muebles en brillo y también la encimera, las paredes y el suelo. Mejor resultado se tendrá combinando los acabados. 
Aunque todos los muebles en brillo no son iguales, tampoco lo son los opacos. Existen opciones intermedias como el satinado o suave y sedosa al tacto, que resultan ser unas estupendas opciones y más discretas.   


cocina-blanca-DistribucionesAlesa-deltacocinas-04

Encimera contrastante


Pero la cocina blanca, ya sea clásica o moderna, no tiene que terminar en un ambiente soso y anodino. Y una buena forma de evitarlo es optar por una encimera que contraste. 

Una superficie de trabajo de laminado, granito, cuarzo o porcelánico de color más oscuro o incluso con otra textura, le dará un toque más atractivo y elegante. 


cocina-blanca-mueblesdelvalle-deltacocinas-02

Revestimientos y decoración


Las cocinas blancas pueden resistir una paleta de colores muy amplia. Y precisamente para evitar la creación de un ambiente demasiado frío y anónimo, se puede jugar con los colores y materiales de revestimientos y azulejos. 

La pared frontal de la cocina (splashback) debe ser de un material fácil de mantener y que pueda aportar un toque decorativo al diseño del conjunto. 

Y es que además de azulejos, se pueden emplear granitos, cuarzos, porcelánicos, paneles lacados, acero inoxidable, microcemento, metacrilatos o vidrios lacados. 

Las posibilidades son enormes en cuanto a materiales y formas para la pared frontal de una cocina blanca. El límite será el gusto de cada cual. 

Igualmente ocurre con los electrodomésticos, accesorios, textiles, cortinas, estores, mesas o sillas. Cada uno de ellos puede ser el detalle que la haga mucho más encantadora. 

En conclusión, la cocina blanca es siempre una opción real, agradable de admirar y disfrutar por mucho tiempo. 
Su único riesgo es parecer fría y demasiado aséptica. Y para eso solo tienes que seguir alguno de los anteriores consejos

___________

Imágenes de: Delta cocinas | deltastudio4mueblesdelvalle | Ideeformdesignedinlismore | distribucionesalesa



---
cocinasconestilo

Artículos relacionados

0 comentarios

*Si te ha gustado, comparte o deja tu comentario.