-------- -------- -------- -------- -------- -------- -------- -------- ------- ------- -------

Abrir la cocina al salón: ¿la mejor solución?


Cuando se piensa en reformar la cocina porque es pequeña o incómoda, la primera tentación es abrirla al salón, incluso al pasillo o la entrada principal. 

Pero cuidado, no siempre es la mejor decisión. 

Antes que nada, hay que analizar si realmente habrá más posibilidades de almacenamiento y funcionalidad. Esto hay que hacerlo mediante medidas y planos que consideren las diferentes alternativas de diseño de todo el conjunto.

Una vez decidida la apertura de la cocina, es fundamental identificar cuál y qué tipo de pared se quiere eliminar. 

Para esto es necesario contar con el consejo de un profesional, ingeniero o arquitecto, que confirme si se puede prescindir de ella, en caso de que haya alguna duda. 

Incluso puede que no sea viable tirar un tabique, porque el salón ni siquiera esté próximo. En esta situación, cambiar la ubicación de la cocina original es otra posibilidad, pero conlleva una reforma a fondo de la vivienda.




Consideraciones antes de reformar


Tendrás que tomar en cuenta el impacto que ocasionará todo esto en tu vivienda, como por ejemplo... 

-¿Se podrá tirar ese tabique?.
-¿Tendrá la cocina más capacidad de almacenaje?.
-¿Se reducirá demasiado el espacio del salón?. 
-¿Habrá que cambiar todos los muebles existentes?. 
-¿La cocina abierta se adapta a mi estilo de vida?. 
-¿Me gustará que se vea la cocina desde la sala de estar?.


Opciones a la cocina abierta


Algunas veces es posible que abrir la cocina al salón no sea la mejor idea y haya que pensar en otras alternativas menos radicales. 

1.   Una ventana o pasaplatos entre ambos ambientes, a veces es una forma de comunicarlos discretamente, sin tener que recurrir a reformas más profundas. 



___________

2.   Decidirse por el concepto de cocina semi abierta, utilizando puertas o paneles de vidrio, para mantener el contacto visual entre la cocina y el salón, pero independientes entre sí. 





___________

3.   Quitar o mover la puerta de la cocina, puede ser una solución sencilla en ciertos casos. 





En el caso de una cocina abierta, el único imperativo es estar en armonía con la habitación contigua. 

Sin embargo, se puede optar por una cocina que pase desapercibida con colores apagados y de bajo contraste o que la cocina sea el centro de atención, con colores y materiales que destaquen en el ambiente. 

Y es que un espacio propio y a tu gusto, hará que disfrutes mucho más del placer de cocinar. 




Imágenes: darrenjames|jurnaldedesigninterior|cosedicasa|tinello|sandracopperstone|sarahshermansamuel|gorycucine|themodernhouse

---
cocinasconestilo

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado, comparte o deja tu comentario.

SUBIR