-------- -------- -------- -------- -------- -------- -------- -------- ------- ------- -------

Porqué elegir una mesa redonda para la cocina

Una mesa para la cocina es más que un lugar para comer. Como punto de apoyo, lugar de trabajo, una improvisada noche de juegos o simplemente el lugar donde se discuten temas importantes, esa mesa en la cocina puede ser el mueble más versátil de la casa. 

Para aprovechar al máximo el espacio, hay que pensar en el tamaño y la forma de la mesa que se quiere poner. Casi siempre, la primera opción es una mesa rectangular, porque aparentemente encaja mejor con una cocina estrecha alargada y no muy grande. 

Sin embargo, para la cocina o el office, una mesa redonda ofrece muchas ventajas que pueden ser adecuadas para cada caso en particular. 
Algunas de esas ventajas son:

Mejor flujo y espacio


Debido a que no tiene esquinas, habrá más espacio para que una persona pueda desplazarse y llegue a su lugar. Y se adapta muy bien a las cocinas cerradas o abiertas al salón y comedor. 

Hay que tomar en cuenta que no solamente se necesita el espacio para que cada persona se siente, sino que se pueda circular sin demasiado esfuerzo y sin entorpecer a los demás. 

Una mesa de comedor redonda te evita esos problemas, al proporcionar un mejor uso del espacio en un área más pequeña y evita golpes y aglomeraciones al tratar de sentarse.

Mejor interacción


Puede ser algo incómodo tratar de entablar una conversación cuando te sientas del mismo lado de alguien en fila. Sin embargo, una mesa redonda significa que todos mirarán hacia un punto central y así la conversación será más fluida. 

Por supuesto, todo estará más a mano y no habrá que estirarse mucho para tomar lo que quieras en la comida, desayuno o cena. Con una mesa redonda, todos participan, lo que significa menos movimientos y más conversación. 

Perfecta para espacios pequeños


Las mesas redondas requieren un área más pequeña que las mesas rectangulares de tamaño similar, porque no hay esquinas que desperdicien espacio. Esto significa que es más fácil colocar una mesa redonda adecuada en un espacio más pequeño, que una mesa rectangular estándar. 

Además, debido a que todos están en ligero ángulo con respecto a los que están a su lado, hay menos sensación de hacinamiento cuando te sientas hombro con hombro con un imprevisto comensal extra. 

Y es que no hay nada más incómodo que quedar en una de las esquinas de una mesa rectangular o cuadrada, cuando has llegado tarde.

¿Cómo saber si una mesa redonda es adecuada?


Hay varias maneras de saber si una mesa redonda se adaptará mejor al espacio que tienes disponible.

Medir con una cinta métrica para determinar el espacio del que puedes disponer. Obviamente tendrás que tomar en cuenta las puertas de acceso, ventanas, cajones e incluso las puertas de los muebles y electrodomésticos. Esto será solo una idea, pero te ayudará a descartar opciones. 

Colocar cinta adhesiva en suelo, dibujando el contorno de la mesa que tienes en mente, te dará mejor visión de los espacios que quedan y lo que necesitas. 
Inclusive, puedes recortar la silueta de la mesa en papel o cartón y colocarla en el suelo. Así la podrás mover según convenga y asegurarte de escoger la medida y forma correctas. 

No olvides el espacio detrás de las sillas. Con frecuencia, se suele olvidar que las sillas también requieren su espacio. En términos generales, se debe dejar unos 60 cms. entre el borde de la mesa y la pared como mínimo, para que pueda retirarse y poder sentarse con facilidad. 

En definitiva, una mesa redonda, por lo general, ofrece el mismo espacio útil en menos área, si la comparamos con una mesa rectangular de igual tamaño. 

Entre las mesas redondas más populares está la Tulip, diseño de Eero Saarinen del año 1956, de la que hay muchas réplicas de distintas medidas y materiales. Por otro lado, los modelos de cuatro patas, se han actualizado con versiones nuevas e interesantes. 

Por su parte, la madera y metal son los materiales más usados para la base o pata. Y en lo que se refiere a la tapa o encimera, puedes encontrarla de MDF lacado, laminado, madera, cristal, piedra natural como granito o mármol e incluso de cuarzo o porcelánico. 

Los tamaños más usados suelen estar entre los 60 cms. de diámetro hasta 100. Las de dimensiones mayores, por lo general, son más apropiadas para un comedor o cocinas y estancias realmente grandes. 

Así que, en caso de duda, podrás elegir una mesa redonda para la cocina gracias a las ventajas que ofrece. A menos que tu gusto personal, diga lo contrario. 

Mientras tanto, tienes aquí algunos ejemplos de cocinas con mesas redondas, de diferentes tipos y modelos, que te pueden ayudar a decidirte. 








































Imágenes: behance, chinaqzk, decorpad, interiorizmkuhnov, lesh-84, pikony, coodecor

---
cocinasconestilo

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado, comparte o deja tu comentario.

SUBIR