La cocina y la disciplina feng shui

Feng Shui significa "viento y agua" y estudia el flujo vital de la energía o Chi en el paisaje para determinar cómo influyen en las viviendas y en las personas que las habitan. 

En la filosofía del Feng Shui, la cocina es el órgano central de una vida exitosa, el sitio de la riqueza y la prosperidad por ser el lugar de creación del alimento de la familia y la segunda entrada de energía más importante del hogar, después de la puerta de entrada principal. 

Por eso, la organización de sus elementos esenciales aunque opuestos, como el agua (yin) que corresponde al color azul (fregadero, lavavajillas y frigorífico) y el fuego (yang) de color rojo (placa de cocción y hornos), determinará si fluye bien o mal esa energía. 
Ese flujo energético puede ser que no sea el más adecuado por razones arquitectónicas, estéticas o funcionales, pero se puede mejorar y potenciar aplicando sencillas soluciones sin necesidad de reformar la cocina o hacer grandes cambios en ella y que se resumen a continuación para aquellos interesados en seguir este ancestral sistema chino:

1.Poner alguna pieza de madera o un elemento de tierra como una maceta con una planta, si la zona de agua (fregadero, lavavajillas o frigorífico) está junto a los fuegos o hay muy poca separación entre ellos, ya que la entrada energética que se produce a través de los fuegos se verá disminuida o apagada por el agua.

2.Colocar un simple espejo (o una plancha de acero inoxidable que haga de espejo) en la pared frente a los fuegos, permitirá ver la entrada a la vez que duplicará los fuegos y la comida, por lo que se dobla el flujo de energía y prosperidad, especialmente si se cocina de espaldas a la puerta de entrada, puesto que se rompe una de las posiciones más básicas del feng shui: desproteger la espalda y no ver lo que la vida puede aportar de frente. Además, nunca colocar la placa de cocción delante de una ventana.

3.Mantener la cocina limpia, ordenada y bien aireada para que no queden olores después de cocinar y guardar todo de manera organizada. El desorden genera caos en nuestras vidas y puede hacernos sentir fracasados.

4.Atraer a la naturaleza con plantas vivas o imágenes de bosques, siempre aportan bienestar. La energía aumenta con plantas o flores. 

5.Mantener la puerta de la cocina cerrada o en su lugar utilizar plantas para que no se escape la energía, si la puerta de la cocina está enfrente de la puerta trasera o puerta principal de la casa. 

6.Hacer de la cocina un lugar tranquilo, sobre todo si se come en ella, ya que es importante para compartir las comidas y donde la televisión no propicia una buena conversación. 

7.Vaciar la basura cada día y mantener el cubo de basura limpio y fuera de la vista. Deshacerse de los alimentos que se han caducado.

8.Mantener la placa o los fuegos en buen estado, ya que una cocina que no funciona bien implica problemas. Si cualquier parte de la zona de cocción (quemadores, horno, ventilador, etc) no funciona, arreglarlo lo antes posible.

 9.Tirar utensilios de cocina que no utiliza ya que ocupan un espacio innecesario. Sólo tener elementos a la vista que se utilizan regularmente. No dejar ollas sobre los fogones y tampoco usar el horno para guardarlas. También tirar platos y cualquier otro objeto astillado o roto y aparatos estropeados. 

10.Separar la cocina y el comedor si se encuentren en el mismo espacio, al menos visualmente, con un biombo, plantas o incluso por medio de iluminación.








Las cocinas son modelos de HTH.
Vía/compartimosunbrunch/euroresidentes/decorailumina/revistasoymujer/albertrossell/fengshui-mundo/decoracion.facilisimo/fengshui-rosariubo/

¡Comparte!

0 comentarios:

Deja tu comentario

*Cualquier comentario será bienvenido, pero por favor, no spam.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...