Cómo solucionar pequeños problemas al proyectar la cocina

Al proyectar una cocina, nos podemos encontrar con pequeños inconvenientes que pueden resultar un verdadero dolor de cabeza por no haberlos previsto, aunque es verdad que algunos de ellos son difíciles de visualizar sobre el papel o en la pantalla del ordenador. 

Son esos detalles que pueden parecer insignificantes pero que si no se toman en cuenta a tiempo, tienen laboriosas soluciones y generalmente costes adicionales. Algunos de esos casos se refieren a los siguientes elementos:


1.Cajones y caceroleros 

En el caso de cajones o caceroleros que terminen al final de una pared y cerca de una puerta, al abrirlos pueden tropezar contra el marco o con cualquier otra irregularidad, impidiendo que se puedan utilizar con normalidad. Lo mismo ocurre en los rincones de la propia cocina, donde es posible que se produzcan tropiezos entre las puertas o cajones de uno y otro lado.  

Para evitar que esto ocurra, es una buena norma prever una separación de unos 5 cms. utilizando una regleta o relleno para ocultar el hueco, dejando que la encimera continúe hasta el final de la pared. Igualmente hay que dejar estas separaciones en los rincones para evitar los choques de cajones y puertas.   



2.Tiradores de asa 

Si la cocina está diseñada con tiradores horizontales de asa, estos pueden chocar al abrir la puerta en las zonas próximas a paredes o muebles de columna, sobretodo si son de largo tamaño.

En general, una separación de 5 cms. es suficiente para evitar este incómodo problema. Los tiradores colocados en posición vertical en las puertas -aunque en los cajones sigan en sentido horizontal- pueden minimizar el disgusto. 



3.Lavavajillas 

Algo parecido a lo que ocurre con los cajones, sucede cuando el lavavajillas está situado al final de la composición o cerca de una puerta, por lo que se necesitarán unos 5 cms. de separación para poder abrir la puerta sin chocar con el marco o con cualquier irregularidad de la pared. Igualmente hay que colocar una regleta o relleno para ocultar el hueco que queda. 
Hay que prestar especial atención a las paredes cuando no están en ángulo recto, sino a menos de 90º, ya que seguramente habrá problemas para abrir la puerta del lavavajillas. En este caso también hay que prever una separación que dependerá del ángulo agudo del rincón y calcular la regleta necesaria para que la puerta del aparato abra correctamente. 



4.Muebles colgantes abatibles

Un mueble colgante con puerta abatible al final de una composición, también es conveniente colocarlo al menos a 5 cms. de distancia de la pared para facilitar su apertura sin chocar con el marco de la puerta, ventana o incluso unas llaves de paso que puedan existir. 

En estos casos, se debe utilizar una regleta o relleno para cubrir el hueco o simplemente centrar el mueble en la pared, siempre de acuerdo con el diseño que se haya elegido. 



5.Frigoríficos tipo americano

Los frigoríficos tipo americano de dos puertas verticales y con medidas que rondan los 90 cms. de ancho, suelen tener unas puertas de un grosor considerable y necesitan un espacio de apertura de unos 12 a 30 cms. -que dependerá de las características de cada modelo- para poder extraer sin dificultad sus cajones interiores. 
Es muy importante tomar en cuenta esto al colocar este tipo de nevera al final de una composición y al lado de una pared y dejar un espacio mínimo de 10 cms. Lo más recomendable es optar por una disposición donde este tipo de neveras no esté en un extremo e incluir un armario columna, de 30 cms. de ancho como mínimo, entre la pared y el frigorífico, siempre que se pueda. 



6.Placas de inducción y hornos 

Las placas de inducción utilizan un campo magnético, que incide sobre el hierro que contiene el recipiente, calentándolo directamente, pero necesitan ventilación, por lo que cuentan con sistemas que hacen esa función.
En caso de que el horno esté debajo de la placa, es recomendable colocar una rejilla metálica de unos 8 o 9 cms. entre ambos aparatos para que el calor pueda circular.  

Sin embargo, el mayor problema nos lo podemos encontrar cuando el horno y la placa no tienen ninguna separación, por ejemplo, debido a una gaveta colocada bajo del propio horno. Esto hará que, cuando estén encendidos ambos al mismo tiempo, el calor vaya afectando irremediablemente el funcionamiento de la inducción, hasta dañarla. 

Aunque lo aconsejable es evitar colocarlos de ésta forma, la solución es colocar, por ejemplo, un tablero aglomerado entre ambos aparatos para evitar que el calor de uno perjudique al otro.  

7.Frigoríficos y hornos

Es común encontrar diseños de cocinas donde están juntos el frigorífico y el horno en columna, ya que es una estupenda opción que funciona con cualquier horno multifunción o convencional. Pero si el horno es pirolítico, en su proceso de limpieza, puede llegar a alcanzar los 500º C de temperatura interna, haciendo que el frigorífico que está a su lado, trabaje en exceso debido al calor recibido. 
En este caso, es recomendable colocar un costado decorativo de arriba a abajo adicional entre ambos electrodomésticos para evitar que la nevera trabaje más de la cuenta.


Estos no son todos los problemas que nos podemos encontrar en un proyecto de cocina, pero tomarlos en cuenta nos pueden ayudar a todo salga mejor.

Imágenes: Klopfarchitecture y Cce.


Actualizado 16-06-16


cocinasconestilo.net

¡Comparte!

0 comentarios:

Deja tu comentario

*Cualquier comentario será bienvenido, pero por favor, no spam.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...