La cocina: ese espacio emocional

cocina-blanca-negra

Un espacio tan importante en la vivienda moderna y actual como lo es la cocina, deberá estar lleno de las emociones que tú y tu familia quieran sentir.

Y es que siempre ha existido ese sitio específico para preparar alimentos dentro de cualquier hogar, obligatorio e indispensable. 

Pero a través del tiempo se ha ido convirtiendo además, en un punto social y activo, donde se puede dar rienda suelta a toda una pasión culinaria, relajarse o simplemente organizar una improvisada reunión para celebrar tu cumpleaños. 
  
Es por eso que el diseño de la cocina no debe limitarse solo a seguir una tendencia actual. Un color, un material, un acabado, una medida, un herraje. 

La personalización no es solo eso. No porque está de moda o porque la has visto en un showroom o en una web de interiorismo de referencia. 

Es algo más. Un espacio emocional donde tendrás que pensar en el objetivo de la cocina, tu calidad de vida y tu personalidad



cocina-enmarcado-madera

1. Objetivo

Tanto si te gusta cocinar como si no, no podemos olvidar que el principal objetivo de la cocina, es la preparación de los alimentos. 

Sea la comida diaria, desayuno o cena, un plato especial o un simple bocadillo, siempre podrás controlar mejor los ingredientes, las cantidades y el sabor. 

El resultado puede llegar a ser una comida más saludable y nutritiva que repercutirá en beneficio de todos los integrantes del hogar.

Y por supuesto, es importante compartirlo con ellos, con la pareja, hijos o padres, amigos o incluso disfrutarlo sin compañía, según cómo vivas. 

Pero para ello, la cocina tiene que contar con lo necesario. Un diseño y distribución adecuadas, que te permitan hacerla más cómoda y eficiente. Que tengas todo a mano y organizado. 

De nada vale que la cocina tenga lo último y mejor en materiales y electrodomésticos, si no tienes dónde cortar una cebolla o no sabes dónde guardar la compra, porque no has previsto sitio de almacenamiento. Un diseño así será un desastre. 


cocina-madera-y-blanca

2. Calidad de vida

Estará representada por unos muebles de cocina que te ofrezcan esa comodidad que necesitas para hacer que la rutina sea más placentera y agradable. 

Que no tengas de hacer verdaderos esfuerzos para abrir un cajón, ni hacer contorsionismo para coger un bote de un rincón.  

Para eso, hay herrajes que evitan o te facilitan todos esos movimientos y que junto con un buen diseño, te ayudarán a tener la cocina ideal para tí. 
Opta por los accesorios que realmente te pueden hacer más fácil el día a día. 

Cajones, mientras más anchos mejor, bandejas o herrajes para ese rincón que no puedes evitar, extraíbles para especias y aceites o muebles altos con puertas abatibles o plegables. 
Son solo algunos buenos ejemplos como lo son todos éstos modelos de Delta cocinas


cocina-blanca-y-madera

3. Personalidad 

La personalidad es lo que define a cada cocina y donde podrás darle tu toque particular y único. 

Buscar inspiración en la red, en una revista o en un showroom, es la mejor forma de encontrar tu estilo propio, ese que te produzca satisfacción y placer. 

Pero recuerda. Solo para inspirarte. No para copiarla exactamente porque no estarás dándole tu sello personal, sino el de otra persona. 

Colores, materiales, acabados, medidas, herrajes. Piensa en ellos. Con cuáles te sentirás más a gusto tú y los tuyos. 

Y para todo lo anterior, deja que te lleve de la mano un profesional, que sabrá darte las mejores opciones para que escojas tu cocina, ese espacio emocional



Imágenes de Delta cocinas y DeltaStudio4

---
cocinasconestilo

Entradas relacionadas

0 comentarios

*Si te ha gustado, comparte o deja tu comentario.