Claves para hacer el trabajo en la cocina más eficiente

cocina
Una buena organización es uno de los aspectos fundamentales en la cocina porque contribuye a ahorrar tiempo y esfuerzos innecesarios. Por eso, para poder hacer un diseño eficiente, es importante tomar en cuenta el flujo de trabajo, de manera que cada recorrido sea el estrictamente necesario. 

Lo ideal es que los componentes de cada sector estén lo más próximo posible unos de otros para no hacer desplazamientos de más. Algunas de las claves para hacer el trabajo en la cocina más eficiente, es identificar las zonas de las que está compuesta la cocina según su actividad

Más ideas de cocinas en blanco y madera (II)

cocina
Casi cualquier estilo puede ser apropiado para incluir una mezcla que contengan las gamas del blanco y la madera; minimalista, contemporáneo, clásico, rústico o incluso con un toque ecléctico y más personal. 

En cuanto a la forma de establecer las partes en uno u otro color, además del gusto de cada uno, casi siempre la mejor opción es hacerlo por zonas y no por elementos individuales, que seguramente cansarían más a lo largo del tiempo.

Muebles bajos de un color y altos de otro, los frentes de una isla de un color y el resto de otro, puertas de columnas de un color y lo demás de otro, son algunos ejemplos de cómo disponer los colores en el diseño, algo que se facilita mucho haciendo una simulación en 3D del diseño de la cocina.  

Siguiendo con las ideas de cocinas en blanco y madera, a continuación podemos ver más combinaciones que pueden servir de inspiración al elegir el nuevo mobiliario. 

Un diseño sin muebles colgantes y cómo suplir ese espacio perdido

cocina-blanca
Es frecuente ver en las cocinas actuales, paredes libres de muebles o como mucho, la campana extractora. Esto ayuda a tener un ambiente menos cargado visualmente y más agradable, sin necesidad de convertirla en un sitio abarrotado de módulos. 
Pero esos espacios de almacenaje que se pierden por un lado, hay que suplirlos de alguna manera en otro lugar o de otra forma. 

Un modo práctico de hacerlo es ubicar los muebles de columna en una de las paredes, agrupando los hornos y frigorífico junto con las despensas, que son el lugar ideal para guardar todos los alimentos necesarios para la familia. 

Y es que tiene su explicación. Los armarios despensa, tienen normalmente mayor profundidad que un mueble colgante común y además, el espacio libre entre una encimera y un mueble alto, se convierte en un espacio aprovechado en el mueble de columna. 

Placa y fregadero a diferentes alturas: ideal para una postura óptima

cocina
Aunque es algo que comúnmente no se toma en cuenta, colocar a diferentes alturas la placa de cocción y el fregadero, puede resultar ideal para una postura óptima. 
Precisamente, la ergonomía estudia la adaptación de las máquinas, muebles y utensilios a la persona que los emplea de manera habitual, para lograr una mayor comodidad y eficacia. 

Así, en la medida en que la cubeta sea más profunda, obligará a agacharse para trabajar por debajo del nivel de la encimera, más de lo recomendable. No ocurre lo mismo cuando se cocina, ya que siempre estaremos moviéndonos sobre la propia superficie de trabajo. 

Todo dependerá de la estatura del propio usuario, pero por lo general, el fregadero un poco más alto con relación a la placa de cocción, puede resultar beneficioso para la espalda.  

Un comedor en la cocina, que no pierde su identidad

cocina-negra
Los espacios reducidos de la vivienda actual obligan a agudizar la creatividad y el ingenio para optimizar y socializar las áreas que en otras épocas eran independientes. Este diseño es un ejemplo de cómo el comedor puede ser parte de la propia cocina sin perder su identidad

Éste proyecto de Plasterlina nos muestra una escenografía en negro, cuya protagonista es la mesa de comedor de madera maciza adosada a la isla, que la atraviesa y se mantiene volada a todo lo largo, permitiendo una total libertad de movimientos a los comensales sentados. 

Detalle a tomar en cuenta es el límite visual que establecen los diferentes materiales y colores del suelo entre la mesa y la isla y la pequeña maceta, que además aporta una pincelada decorativa.

El fregadero: ¿de acero inoxidable o de color?

fregadero
A pesar de que, en general, el fregadero no es en lo primero que se piensa cuando se va a elegir una cocina nueva, es recomendable dedicarle un poco de atención a la hora de escogerlo, más aún, considerando que las cocinas actuales son lugares donde se vive y se comparte mucho más, ya sea en el momento de cocinar, desayunar o reunirse con motivo de una celebración familiar. 

Y una de las dudas más frecuentes es qué material escoger, ¿acero inoxidable o de color?, ¿cuál es mejor?. 

Hay infinidad de medidas, formatos y tipos de instalación, pero en cuanto a materiales, además de los fregaderos de acero inoxidable que son los más comunes, también encontramos otros de diferentes acabados que pueden darle un aspecto distinto a la cocina. 

Esto se debe a que los fabricantes están en contínua búsqueda de productos con mejores prestaciones e incorporan constantemente nuevos modelos. Generalmente los precios nos ofrecen una pista de la calidad que nos vamos a encontrar. 
Pero cuidado, no todos los fregaderos son iguales aunque se parezcan, como se puede ver en el siguiente resumen.

Una isla multifunción como centro de la acción en la cocina



En una área como ésta, en lugar de pensar en una distribución angular y una mesa en el centro de la estancia, que hubiera sido lo más convencional, se ha optado por un espacio optimizado a partir de un diseño con isla que proporciona una funcionalidad inigualable. 

En este caso, la isla es multifuncional y el centro de la acción, ya que permite cocinar, lavar, preparar y comer, relegando los demás sectores, aunque importantes, a funciones un poco menos activas. 

En ella se encuentran tanto la placa de inducción como el fregadero Blanco de acero inoxidable bajo encimera y está compuesta por grandes caceroleros y cajones por ambas caras, cubos para residuos y lavavajillas integrado. La encimera porcelánica se extiende a lo largo hasta abrazar la columna existente, formando una práctica mesa para desayunos y comidas rápidas. 

No puede faltar un indispensable sistema de extracción de humos, como la campana de techo Pando y la iluminación que completan las dos decorativas lámparas colgantes blancas. 

Funcional y encantadora: una cocina con un tinte tradicional

cocina-lacada
Para quienes prefieren una cocina que esté al margen de las modas y las tendencias, éste diseño es una clara alternativa al extendido dominio estético del minimalismo y del color blanco. 

Funcional y encantadora, posee el aire romántico y tradicional de un mobiliario que no llega a tener el profuso detalle del mueble clásico, lo que precisamente la hace más atemporal. 

Con una disposición semiabierta, la cocina se comunica con el comedor a través de puertas correderas de cristal con marcos lacados, que permiten su comunicación visual e independizar ambos sectores cuando se necesite. 

Ladrillo, madera y acero: materiales de una cocina elegante y con aire rústico

cocina-madera-nogal
El aspecto deseado de la cocina, está determinado no solo por los materiales con los que están fabricados los muebles, sino por los demás acabados que componen la estancia e incluso el resto de la vivienda. 

Paredes, suelo, techo y demás elementos arquitectónicos, intervienen decididamente en el resultado final, independientemente de los detalles decorativos. 
En éste diseño, las paredes de ladrillo le dan personalidad y un cierto aire rústico, que se ve reforzado por la mesa y las sillas de madera sin tratar del office, además del suelo de hormigón pulido, obteniendo como resultado, un ambiente cálido y acogedor.  

30 ideas de cocinas en blanco y madera (I)

cocina-blanca-y-madera
El blanco y la madera son una excelente alternativa para cualquier cocina, ya que se complementan perfectamente y son fácilmente combinables con cualquier acabado o elemento decorativo de su entorno. 

Si en el diseño predomina el blanco, un toque de madera ayudará a darle la calidez necesaria para darle vida a todo el conjunto y evitar que se note algo insípida. 
Si por el contrario, la madera ocupa la mayor superficie, un punto de blanco suavizará la estética de todo el grupo, haciéndola menos pesada a la vista.  

Los materiales pueden ser desde los diversos laminados que se encuentran en el mercado, hasta lacados brillantes o mates, en el caso de los blancos
En cuanto a las maderas -que también pueden ser laminados, que las imitan perfectamente- las más recomendables son chapas de tonos medios como el roble, cerezo, olmo, nogal, teka y castaño, entre otros, para lograr un contraste que luzca espectacular. 

Como podemos ver a continuación, la madera puede ser utilizada en la encimera, en la pared, en los muebles, en una barra o mesa e incluso como revestimiento en la pared. Además, no hay una norma que impida incluirla en cualquier diseño y que se vea estupendo. Solo el buen gusto y nuestra imaginación son los límites.